La agresividad canina

La agresión es un problema de la conducta canina más frecuente, por el cual los perros son traídos al veterinario o llevados a centros de adiestramiento.

El término agresión no es muy explícito, haciendo referencia a la conducta amenazante o peligrosa dirigida hacia otro individuo o hacia un grupo.

La agresividad en los perros ha de entenderse, en términos generales, como un conjunto de factores entre los que se encuentran:

  • Ambientales(animal encadenado)
  • Genéticos( razas)
  • fisiológicos( animal no castrado)
  • motivacionales (defensa)
  • instrumentales (experiencia traumática o enseñada)
  • patológicos(dolor, molestia)

Como consecuencia de este fenómeno, se puede encontrar distintos grados de violencia canina que deberán ser tratados por especialistas de formas diferentes.
La agresividad es una conducta natural de los perros que permite regular las relaciones entre los miembros de una manada, y entre éstos y los otros animales. En el entorno doméstico esto se puede convertir en un problema que dificulte la convivencia del animal con las personas.

La clasificación de la conducta del perro más utilizada (AVSAB) incluye los siguientes tipos de agresividad canina:

Agresividad con causa orgánica: Esta forma de agresividadincluye tanto la agresividad causada por el dolor como aquella que es consecuencia de un problema orgánico, como los problemas hepáticos o el hipotiroidismo, suponiendo entre el 15 y el 20% de los casos

Agresividad sin causa orgánica:

  • Agresividad por dominancia
  • Agresividad por miedo
  • Agresividad territorial
  • Agresividad en el juego
  • Agresividad depredadora
  • Agresividad redirigida
  • Agresividad maternal

La agresividad por dominancia es el tipo mas frecuente en el perro, suponiendo entre el 40 y el 80% de todos los casos, seguidos de la agresividad por miedo y la agresividad territorial.

Los perros han evolucionado a partir de los lobos y estos manifiestan una conducta social y una organización jerárquica que implica un animal líder en la cúspide, el cual controla las situaciones o la conducta de otros miembros del grupo.

La agresión por dominancia se puede manifestar cuando un determinado perro se da cuenta que está siendo desafiado o de que esta perdiendo el control de un recurso o de una situación a favor de un subordinado (un perro o una persona). Si la agresión se manifiesta, está influida por numerosos factores. (Fig. 1)

Por este motivo, los perros que han establecido la dominación sobre una determinada persona pueden reaccionar de modo agresivo si la persona se acerca cuando el animal esta comiendo o descansando o si una persona manifiesta signos sociales de dominancia.


modelo teorico

Figura1. Modelo teórico del desarrollo de la agresividad

La agresividad por miedo es desencadenada por un estimulo miedoso, que puede manifestarse cuando el perro es amenazado o castigado. Generalmente se presenta cuando el perro es incapaz de eludir el estímulo que provoca la respuesta de miedo.

Las causas mas frecuentes de esta agresión son la socialización insuficiente y el castigo inoportuno y la genética puede desempeñar un papel en la determinación del umbral correspondiente a una respuesta de miedo.

La agresividad territorial se presenta cuando la conducta agresiva va dirigida hacia una persona o hacia otro animal que no considera miembro de la manada pudiéndose manifestar agresión hacia las personas o hacia otros animales que se acercan a los miembros de la familia.

La agresión territorial puede verse exacerbada si el perro está atado o encerrado.

Descubrir las causas que llevan a un perro a comportarse de forma agresiva es un proceso similar a deshojar una margarita o pelar una cebolla: tendremos que ir eliminando posibilidades hasta dar con el motivo real.

De este modo, la primera pregunta que tendremos que hacernos es: ¿Lo provoca un problema de conducta o hay un origen clínico? Esto sólo puede responderlo nuestro veterinario, tras un examen clínico del perro y que hemos comentado con anterioridad.

Hay causas patológicas que requieren un tratamiento complicado, pero también existe la llamada “agresividad inducida por dolor”. Problemas tan comunes como una inflamación del oídoque acabe en agresividad hacia aquellos que se encuentren próximos al animal. Debemos ser conscientes de que el perro no tiene capacidad de pensar de forma abstracta: para él, si siente dolor ahora es porque algo o alguien le lastima ahora, y culpará a la persona u animal más cercano. Es por ello que debemos someter al can a un examen completo, con el propósito de localizar la fuente del dolor y tratarla para eliminarlo.

Si tras un análisis veterinario no hay causa aparente de la agresividad, estaremos hablando de un problema de conducta. Llegado este punto tendremos que seguir deshojando la margarita:

¿Nuestro perro es dominante o sumiso? Cuando llega al parque ¿Se dirige directo al centro del grupo de perros que estén jugando o por el contrario hay que “invitarle” a acercarse? ¿Se coloca delante de nosotros de forma longitudinal, de frente a los perros o se sitúa de forma transversal, como si nos impidiera el paso con el cuerpo y se reclina sobre nosotros? Es importante saber si nuestro perro es dominante o sumiso, pues la forma de proceder en ambos casos es muy diferente.

Si el perro es dominante podemos encontrar diferentes tipologías de agresividad, como las enumeradas al principio.

En el otro lado de la balanza se encuentran los perros excesivamente sumisos, que suelen mostrar la agresividad por miedo.

Cada tipo de violencia responde a un impulso concreto, busca resolver una situación concreta, y por tanto hay soluciones diferentes. Asimismo, cada perro es distinto al resto. En su comportamiento afectan factores propios de los perros tan variados y a la vez determinantes como son el sexo, la edad o la disposición genética, pero también afectan otros valores como la edad a la que fue retirado del contacto con su madre y hermanos o la forma en que se ha llevado el periodo de socialización, fundamental para todo animal social, y cuyos artífices somos nosotros, los propietarios.

Por ello no es justo achacar toda la culpa de un mal carácter al perro, nosotros tenemos mucha responsabilidad en ello. Y tampoco es útil sentirse mal por un fallo en su educación causado por la falta de información. Siempre es buen momento para reconducir a un perro, tan solo hace falta tener interés en ello y paciencia. Y, asombrosamente, todos los perros tienen la capacidad de cambiar de actitud.

¿Y cómo erradicar la agresividad? Una vez determinado el tipo de agresividad que presenta el perro es más sencillo, pues podemos atacar solamente a la raíz del problema, sin estropear su carácter.

Algunas tipologías, como la Competitiva-posesiva, la Dominante-jerárquica, la Territorial o la Aprendida-impulsiva se dan siempre bajo un mismo factor: ausencia de unas limitaciones claras y bajo nivel de liderazgo humano.

Para ello existen un gran número de actos “rituales” que se deben adoptar (la forma de entrar y salir de casa, de darles la comida o de ubicarles para dormir, etc.) que ayudan a que el perro descubra la nueva actitud del propietario, dispuesto ahora a asumir el mando y a cubrir todas esas necesidades que el perro requiere. Como asesores debemos ayudar a los propietarios a adoptar esa nueva figura, la del líder.

Aprender a corregir el paseo es fundamental, pues si el perro asume que no es él quien toma las decisiones en la calle esperará a que seamos los humanos los que le digamos cómo obrar.

Para tratar la agresividad por miedo tendremos que, por igual, reforzar nuestra imagen de líder y elevar la autoestima del perro, desensibilizándolo de aquello que le provoca el miedo

Será preciso enfrentar al perro al motivo de su miedo y estimularlo para cambiar su percepción de la causa, hasta el momento negativa, por algo más positivo y menos amenazador. Tan solo lograremos que un perro abandone una conducta agresiva hacia los perros logrando que entre voluntariamente dentro de un grupo numeroso de estos y ayudándole a comprobar que no tiene por qué pasarle nada malo. En este caso, la firmeza y la suavidad tendrán que estar estrechamente ligadas, para que el animal perciba un modo de actuar seguro y firme pero confiado y tranquilo.

Dr. Oscar Sáez Mengual (DVM, MS)Eduardo Ortega

Clínica Veterinaria 7 Vidas Adiestrador canino

ACEA Adiestradores

http://www.diarioinformacion.com/sociedad/2010/12/25/agresividad-perros/1076485.html

El sida Felino

 


 

Dos de las enfermedades más frecuentes que encontramos en nuestra población felina son: La Leucemia Felina y el Sida Felino (FIV).

Estas patologías causan desordenes nutricionales, respiratorios e inmunitarios en los gatos, siendo en múltiples ocasiones letales.

El virus de la inmunodeficiencia felina afecta a gatos domésticos y vagabundos a nivel mundial, provocando un síndrome muy parecido al SIDA en los humanos.

Aparte de a los felinos, no existen evidencias actuales de que este virus infecte a las personas u otras especies de animales.

EPIDEMIOLOGIA

Este virus presenta una distribución mundial con una prevalencia variable según el área de estudio. En gatos estudiados en España se han hallado prevaléncias comprendidas entre el 11 %y el 22 %.

La forma más corriente de transmisión del virus es por contagio directo a través de la saliva, particularmente debido al lamido, mordeduras o arañazos de un gato enfermo o con viremia persistente, (infectado pero no manifestado).

Por esta razón los machos no castrados presentan en mayor número el SIDA Felino, ya que, a través de las peleas por las hembras y el territorio, se infieren muchas heridas penetrantes

El virus también se expulsa por la orina, la materia fecal y la leche pudiendo transmitir de esa última forma a las crías (transmisión vertical)

PATOGENIA

El período desde la exposición hasta la viremia en general, oscila entre 2 y 8 semanas En un gran porcentaje de estos animales, la infección es eliminada después de pasar el periodo crítico la viremia. la cual puede llegar a tener una duración de días a meses siendo estos pacientes capaces de diseminar el virus.

Algunos gatos expuestos al virus FIV experimentan una viremia autolimitante pero mantienen focos de células que contienen una copia del genoma viral en la médula ósea, ganglios linfáticos u otros sitios del sistema nervioso.

Puede presentarse decaimiento, malestar y fiebre. No obstante, estos síntomas son comunes a muchas enfermedades felinas, por lo que un primer diagnóstico se hace difícil, incluso para el veterinario.

El virus puede permanecer por días, meses e incluso años sin mostrar signos en el gato, pudiendo parecer sano a pesar de estar infectado (viremia persistente) y la única forma de verificarlo es mediante un análisis de sangre.

La enfermedad suele manifestarse en tres fases:

  • La fase aguda, caracterizada por inflamación palpable de los ganglios, fiebre, malestar general y algunas veces por diarrea o signos de anemia.
  • La fase latente, de duración variable y más bien sintomática, donde también se podría palpar una inflamación de los ganglios (adenopatía).
  • Finalmente se establece la fase crónica cuyas características son:

· Enfermedades de la boca y de las encías, incluso llegando al grado de la pérdida de piezas dentales.

· Infecciones intestinales: Diarreas y/o vómitos crónicos intermitentes,

· Alteraciones nerviosas: Tambaleo al caminar y cambios de conducta.

· Infecciones respiratorias: Debido a otros virus y/o bacterias causantes de neumonías

· Conjuntivitis y secreciones nasales que incluso pueden ser purulentas

· Infecciones a la piel: Dermatitis, otitis externas, entre otras.

· Infecciones urinarias

· Anemia

· Evidencia de paciente inmunosuprimido, con infecciones bacterianas que no responden a los tratamientos convencionales.

DIAGNOSTICO

El diagnóstico se hace mediante un análisis de sangre. El test (ELISA) detecta la respuesta inmune frente al virus (anticuerpos). Si el test es positivo es que el gato ha sido infectado por el virus, pero pueden aparecer falsos positivos y falsos negativos por distintos motivos. Por ejemplo, los anticuerpos frente al virus presente en la sangre de una gata infectada pueden pasar a través de la leche a un cachorro no infectado y dar un falso positivo. Los gatos menores de 4 meses que dan positivo se tendrán que testar de nuevo a los 6 meses de edad

La confirmación diagnóstica se realiza a través de los métodos laboratoriales de IFI y PCR.

RECOMENDACIONES PARA LA REALIZACION DEL DIAGNOSICO DE FIV

  • Gatos con síndromes asociados a la infección
  • Gatos que han convivido con gatos infectados por el FIV
  • Gatos de colectividades felinas
  • Gatos que se han escapado temporalmente de sus hogares.
  • Gatos que han tenido riesgo de infección antes de ser vacunados.
  • Gatos dedicados a la reproducción.

TRATAMIENTO

No existe tratamiento específico, por lo que sólo se pueden tratar los síntomas que produce y las enfermedades secundarias derivadas de la inmunodeficiencia. No obstante, a pesar de que un alto porcentaje de las mascotas puede morir en un plazo de tres años luego de diagnosticada la enfermedad, un paciente infectado puede tener una buena vida si se diagnostica a tiempo y se tratan adecuadamente las enfermedades secundarias.

Las infecciones secundarias pueden ser tratadas de forma efectiva con antibiótico, pero no hay un tratamiento específico para el virus. Se han tratado algunos gatos con medicamentos para el SIDA humano como el AZT con éxito limitado. El Interferón felino parece demostrar mejor efectividad en el control de los síntomas y algunos extractos de plantas junto con ácidos grasos esenciales y vitaminas parece que ayuda principalmente en los estadíos más tempranos de la enfermedad.

 

PRONÓSTICO

No siempre es posible establecer el pronóstico a largo plazo de los gatos positivos. Lo normal es que el transcurso de la enfermedad comience con una fase asintomática de la enfermedad (en la cual no hay signos externos de estar enfermo) que dura muchos años hasta que desarrolla el SIDA felino con signos de enfermedad.

Los avances en Medicina Veterinaria pueden ayudar al cuidado del gato con SIDA felino con una buena calidad de vida durante mucho más tiempo que hace unos años.

PROFILAXIS

Lamentablemente no existe vacuna, siendo la prevención la única forma segura de reducir el riesgo de la enfermedad, disminuyendo el contacto con gatos desconocidos.

La mejor recomendación es la esterilización de gatos que vivan en el exterior de las casas

 

Dr. Oscar B. Sáez Mengual DVM, MSc

http://www.diarioinformacion.com/sociedad/2010/10/22/sida-felino/1055773.html

Clínica Veterinaria 7 Vidas

La Tos de las Perreras

Es una de las enfermedades más predominantes en los perros y se distribuye mundialmente.

La vulgarmente conocida como “tos de las perreras” es similar a la gripe humana, en realidad, se trata una traqueobronquitis infecciosa que afecta al tracto respiratorio; entre sus síntomas destacamos una tos seca y persistente. La tos de las perreras es una de las enfermedades más predominantes en los perros y se distribuye mundialmente.

EPIDEMIOLOGÍA

Afecta a perros de todas las edades, especialmente a los que se encuentran en convivencia masiva con otros congéneres, razón por la cual esta enfermedad se da en lugares como: Criaderos, guarderías, hospitales veterinarios, tiendas de animales, etc.

Es una enfermedad altamente contagiosa diseminada tanto, a través de la tos y el estornudo como, por contacto indirecto, por ejemplo, a través de la ropa; su tiempo de incubación es de unos tres días hasta que el animal presenta los típicos síntomas, tos y secreción nasal.
Este síndrome se debe a un conjunto de microorganismos (bacterias y virus).

La principal bacteria responsable es la Bordetella bronchiseptica, que interviene a menudo junto con el virus de la Parainfluenza provocando una ligera inflamación de la región rinofaríngea, así como tos durante algunos días.

Otros virus que pueden causar la enfermedad son los adenovirus CAV1 y CAV2, después de una contaminación por vía nasal, son responsables de síntomas benignos como tos y secreción nasal.

Raramente los humanos pueden contagiarse de esta enfermedad, sin embargo, aquellas personas “inmunocomprometidas” sí que tienen mayor riesgo de poder contraer la enfermedad, produciendo unos síntomas similares al catarro convencional

CUADRO CLÍNICO

La forma benigna dura aproximadamente entre 1 y 2 semanas y cursa con constante tos (ver video), sonando como un atragantamiento que se acompaña de secreción y a continuación la deglute. Durante la noche es cuando aparece con más evidencia y virulencia la tos seca y persistente, principal síntoma de la enfermedad, siendo esta la causa de la visita al veterinario.

A veces, sólo cuando pasea, tanto por la excitación como por apretarle el cuello, cambia de ladrido debido a que se le inflaman las cuerdas vocales y se produce un colapso traqueal concomitante.

Las formas graves afectan a los animales más jóvenes, sumándole a la tos, secreción oculonasal, tos productiva (tos con mucosidad) y húmeda, anorexia y fiebre, pudiéndose alargar la enfermedad hasta 3 semanas con una mortalidad del 10%.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de laboratorio permite reconocer los agentes responsables y, por lo tanto, adaptar mejor el tratamiento. Se deben, bien, tomar muestras de secreciones nasales para buscar la presencia de virus y bacterias o, la realización de un lavado o aspirado transtraqueal
Hay que descartar otras causas de tos o rinitis (cuerpos extraños, tumores, parásitos, colapso traqueal…)

TRATAMIENTO

Reposo para evitar situaciones de estrés. Rehidratación para fluidificar las secreciones y favorecer la ventilación.
En caso de tos persistente y no productiva, (seca) se puede aplicar tratamientos que limite la tos como la Hidrocodona o la Codeína (siempre la dosis prescrita por a su veterinario).

Los antibióticos más empleados en medicina veterinaria para esta enfermedad son: La Doxiciclina y Amoxicilina-clavulánico, siempre, claro está, bajo prescripción veterinaria.

PRONÓSTICO

El pronóstico es bueno, aunque hay que entender que por más esfuerzo médico que se realice, a veces, es necesario esperar 2 semanas o más para que esa tos desaparezca. Por lo que, desde aquí recomiendo a los dueños de perros con esta enfermedad que, una vez correctamente diagnosticada y aplicado el tratamiento adecuado, hay que tener paciencia.

PROFILAXIS

Se debe vacunar a todos los perros adultos, mientras que los cachorros deberán recibir un correcto plan de revacunaciones en prevención de esta enfermedad.
En la actualidad existen dos tipos de vacunas: Una intranasal (figura 1) y otra subcutánea, ambas aseguran una inmunidad completa y rápida en 72 horas desde su aplicación, con una duración de un año, lo que permite ser utilizada en los perros frente a momentos puntuales de riesgo como estancias en residencias caninas o presentación en Exposiciones.

En el caso de la vacuna intranasal puede administrarse a cachorros con sólo tres semanas de vida.

Dr. Oscar B. Sáez Mengual DVM, MSc. CLÍNICA VETERINARIA 7 VIDAS®

http://www.diarioinformacion.com/sociedad/2010/09/20/tos-perreras/1046240.html

Campaña de Leishmaniosis 2016

10 PREGUNTAS Y 10 RESPUESTAS

1.¿ Que es la Leishmaniosis?

Una enfermedad parasitaria producida por un protozoo llamado, Leishmania Infantum

2.¿ a quien puede afectar?

A algunas especies animales como perros, ratas , zorros, lobos y en raras ocasiones al hombre.

3.¿ Como se contagian?

Mediante la picadura de un mosquito del género Flebotomus, que una vez que ha picado a un animal enfermo transporta en su interior las leishmanias y la transmite a otro animal sano cuando le pica.

NO SE TRANSMITE POR:

  • Contagio directo
  • Secreciones( saliva…)
  • Orina ni heces
  • Heridas,ect…

4.¿ En que épocas del año se produce este contagio?

En los meses calidos desde abril hasta octubre, época en la que existen mas mosquitos.

5.¿ que síntomas produce?

En los perros afectados puede presentar algunos de los siguientes síntomas:

Adelgazamiento progresivo

Apatía. Debilidad

Atrofia muscular progresiva.

Lesiones cutáneas como ulceras, heridas que no cicatrizan, piel seca, descamativa y pérdida de pelo.

Hemorragias nasales

Cojeras

Lesiones oculares.

Algunos animales pueden ser sintomáticos durante periodos de tiempo variable.

6.¿ cuanto tarda en aparecer los síntomas una vez que el mosquito ha picado?

Depende del sistema inmunitario del perro, puede ser entre varias semanas y varios meses.

7.¿ Como se diagnostica?

Mediante análisis de sangre, biopsia de piel o citología de medula ósea.

8.¿ Tiene tratamiento?

Sí , y este es tato mas eficaz cuanto mas precoz se instaure.

9.¿ existe algún tipo de prevención?

De momento, consiste en la desparasitacion externa, mediante collares y pipetas.

10.¿ Existe contagio al hombre?

Solo en raras ocasiones.

Oscar Sáez Mengual ( VETERINARIO 7 VIDAS)

http://www.diarioinformacion.com/sociedad/2010/09/02/leishmaniosis-canina/1036990.html